La señalización de edificios públicos hacia un buen cambio

Señal colocada en pared con el texto "despacho" y pictograma que hace referencia al mismo

La señalización de edificios públicos ha evolucionado mucho en estos últimos 20 años, en los que Puntodis ha estado al frente de muchos proyectos de grandes dimensiones, y en ningún caso ha sido un asunto de estética o de azar.

Detrás de la señalética hay mucha investigación, porque como sociedad cambiamos constantemente nuestra forma de buscar información o de orientarnos.

Una de las razones por las que esta especialidad de hacer señales está en constante progreso es que las personas tienen un uso cotidiano de la tecnología. Nuestros sentidos y nuestro cerebro se van habituando a ciertas tipografías, colores, tamaños, ángulos, sonidos, recursos gráficos y pictogramas.

Cuando estás en un espacio, digamos que se trata de un centro comercial y estás buscando los aseos, o que estás en una estación y necesitas saber a qué andén dirigirte, nuestro instinto para buscar esa información estará condicionado por nuestros hábitos. 

Nuestros sentidos se dirigirán a la izquierda o a la derecha buscando señales; también arriba, al centro o abajo. Comprender en cuestión de segundos si en el lugar en el que estamos hay opción de escaleras o elevador, y dónde podemos encontrar cada uno.

Si esto es importante en cualquier entorno, aún lo es más cuando se trata de edificios públicos.

Las personas acuden a ellos por una enorme cantidad de misiones y motivos, que pueden ser recibir una asesoría, presentarse a una vista judicial, resolver dudas o gestionar documentos.

Impartir o atender a un curso, buscar empleo, solicitar ayuda o conectar con otras personas en tu misma situación, cualquiera que esta sea.

Son cientos de razones, cientos y miles de personas con diferentes capacidades y motivaciones, y a la hora de diseñar y producir la señalética de un edificio público hay que pensar en todas ellas, 

¿Cómo podemos lograrlo?

 

Salamanca invierte en señalización de edificios públicos

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en nuestras manos el suministro de todas las señales en 45 edificios públicos.

Lo primero que necesitamos para lograrlo es tener una visión de accesibilidad universal actualizada.

No solo porque debe cumplir la normativa en torno a la inclusión, que ha cambiado, se ha ampliado y ahora está orientada a que todas las personas, sin importar su capacidad, puedan tener autonomía.

La autonomía que estamos buscando es que todas las personas reciban la información adecuada, que puedan saber dónde están y que sea muy fácil entender hacia dónde pueden dirigirse. 

Entonces lo segundo que debemos tener, después de la visión de accesibilidad universal, es un bloque de habilidades que hemos desarrollado en estos 20 años de experiencia:

✔️Capacidad de producción, porque somos fabricantes. 

✔️Estandarización de procesos, para cumplir con los tiempos del proyecto.

✔️️Tecnología de punta para alcanzar las metas de calidad y cumplir con las normativas.

✔️Recurso humano altamente cualificado y grupos de evaluación para accesibilidad universal.

✔️Saber hacer: entender de wayfinding y sistemas de señalización para edificios públicos porque lo hemos hecho antes, pero también porque sabemos que cada proyecto es diferente. 

El caso de Salamanca es como el de muchos ayuntamientos y entidades públicas que están revisando sus recursos de comunicación y señalética, y que entienden el efecto positivo en la experiencia de cada persona que entra a un edificio público.

¿Quieres hablar de señalización y accesibilidad universal para tu proyecto?

Solo tienes que hacer clic aquí:

QUIERO SABER CÓMO ACTUALIZAR LA SEÑALIZACIÓN EN MI PROYECTO

Nosotros nos encargaremos de ver tu caso y mostrarte un poco más de lo que seguimos haciendo.

Por jon Ibarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *