¿Qué es Lectura Fácil (LF) y a quién ayuda?

portada museums voice

¿Qué es Lectura Fácil (LF) y a quién ayuda?

Mucha gente no sabe qué es Lectura Fácil (o LF) y pueden quedarse en términos incorrectos, por eso hoy Día Internacional de la Dislexia, en Puntodis insistimos en contarte de qué se trata, cómo reconocerla y a quién puedes ayudar cuando la incluyes en tus comunicaciones diarias.

Desde 2004, en Puntodis nos hemos comprometido en nuestra meta de hacer un mundo accesible para todos, y aquí debemos incluir a la discapacidad intelectual, que incluye dificultades de comprensión a la hora de leer un texto. 

¿Cuántas personas en realidad necesitan acceso a la información en este tipo de formatos? La cifra que manejamos es aproximadamente 30% de la población, una tasa muy alta porque debe incluir las necesidades de inmigrantes que están aprendiendo el idioma, también personas que han entrado en alfabetización de forma tardía y aquellos que hayan tenido una escolaridad deficiente y tengan una comprensión lectora más baja que la media.

Pero además la Lectura Fácil, para que pueda ser de verdad una herramienta de accesibilidad, debe tomar en cuenta a personas con dislexia, afasia, con trastornos neuropsicológicos o trastornos de aprendizaje entre otros.

También debemos agregar a la población de mayores, porque estos van perdiendo facultades cognitivas a medida que avanza la edad y necesitan nuevos formatos para poder acceder a los textos y comprenderlos por completo.

En Puntodis estamos de acuerdo con que la información es un derecho que no puede negarse a nadie, y seguiremos las normas y usaremos nuestro ingenio para que puedas disfrutar tu derecho sin importar qué barrera te lo haya impedido hasta ahora.

Si sabes qué es Lectura Fácil entonces puedes reconocerla 

Las directrices que debemos seguir al pie de la letra para generar materiales con Lectura Fácil las reúne la Norma UNE 153101:2018 EX. En Puntodis entendemos todo lo que hay que adaptar un texto, en forma y fondo además de recursos gráficos, para que realmente pueda ser comprendido por todo público. 

Para reconocerla, lo primero que debes hacer es buscar el logo europeo de Lectura Fácil, para saber que dispones de esta herramienta. 

Hay muchas condiciones que debe reunir un texto de Lectura Fácil, pero puedes encontrar que en los contenidos:

-Las frases son mucho más cortas y solo hay una idea por cada frase.
-No usan metáforas, dobles sentidos ni comparaciones que puedan confundir a este tipo de lectores.
-Evitan ideas expresadas en formulación negativa.

Entre muchas condiciones más que reúne la Norma UNE, y que también detalla la maquetación de los textos:

-Deben usarse amplios interlineados y fuentes tipográficas especiales y predeterminadas para este fin.
-Los párrafos deben ser cortos y estructurados en forma de bandera.
-Márgenes con mucho espacio.

Estos son solo algunos ejemplos, porque para hacer que un texto esté conforme a Lectura Fácil también deben estar acompañados por gráficos que estén estrictamente centrados en el tema al que se refiere el texto, usar pictogramas especiales y más recursos visuales que son efectivos según los validadores.

Como la Lectura Fácil necesita abarcar las necesidades entre personas muy distintas, el papel de los validadores es determinante para evaluar si cumple con todas las condiciones.

Al final, lo que nos une en torno a esta iniciativa es la satisfacción de que los discapacitados intelectuales y personas con dificultades lectoras lleguen a la información en donde quiera que se encuentre,  de la forma que mejor se adapte a ellos.

Hemos hecho proyectos increíbles.

Iconos antes y después

Serie de pictogramas antes de la conversión a accesible.

Haz clic aquí si quieres ver más:

Averigua todo lo que hacemos en Puntodis para lograr accesibilidad universal

Nos gusta saber más de lo que podemos hacer mejor, ¿has usado Lectur Fácil?, ¿cuál ha sido tu experiencia?

Por jon Ibarra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.