Planos tactovisuales una ayuda para la orientación

Las personas ciegas o deficientes visuales presentan dificultades para percibir la información del exterior de forma global e inmediata, por lo que a menudo precisan ayudas a la orientación, con el objetivo fundamental  de ofrecer  una información clara y concreta, complementaria a la percibida por el usuario, que le facilite la formación de una representación adecuada del espacio, del objeto, etc.

Estas ayudas a la orientación pueden ser planos (visuales, táctiles o tactovisuales) o descripciones verbales (sonoras).

Los planos tactovisuales constituyen una herramienta fundamental a la hora de transmitir y enseñar conceptos y relaciones espaciales, ayudar a crear mapas cognitivos y para la comprensión de la configuración espacial de áreas concretas, todo ello con el objeto de desarrollar destrezas  que posteriormente permitan a los usuarios planificar sus itinerarios.

Durante mucho tiempo se han venido realizando planos en relieve con información perceptible sólo a través del tacto (relieves y texto en braille) que no incluían información visual. En la actualidad, debido a que la mayoría de los usuarios tienen algún resto de visión, se utilizan más los planos tactovisuales (planos que contienen información en relieve y en vista), así como rotulación en braille y vista para fomentar el uso del resto visual, aprovechar la información que el sentido de la vista nos ofrece y favorecer la interacción con otras personas.

 En definitiva,los planos tactovisuales han demostrado su utilidad para facilitar a la persona con discapacidad visual el proceso de conocimiento de un espacio y la orientación en el mismo. Pero para lograr que desempeñen correctamente su utilidad en su elaboración e instalación han de seguirse unas pautas

El “Manual de Accesibilidad para Técnicos Municipales” redactado por Sociedad y Técnica S.L (SOCYTEC),bajo la Dirección y Coordinación Técnica de personal de la Fundación ONCE y Fundosa Accesibilidad S.A VIA LIBRE  señala las siguientes

–     Se recomienda que la información se ofrezca en todos los canales posibles, para ello los planos tacto visuales son un recurso muy apropiado.

–     Proporcionarán orientación y localización de los itinerarios peatonales accesibles que conecten accesos, instalaciones, servicios y actividades disponibles y, en concreto información relativa a su ubicación y distancias

–     Los planos se situarán entre 90 y 125 cm desde la rasante del suelo, dentro de la zona de barrido ergonómico establecida en la Norma UNE 170002:2009.

–     Su ángulo de inclinación dependerá de sus dimensiones

Por Imanol Ibarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *