La comunicación táctil

cre leon

El tacto

El sentido del tacto es uno de los primeros sentidos en desarrollarse.A la edad de un año , los niños ya discriminan objetos a nivel táctil. Sin embargo es el ojo el que procesa la información más rápido que haciéndolo con la mano. Esto sugiere que tanto mediante el ojo como con la mano el niño capta diferentes características de los objetos.

En general los niños son capaces de extraer información y memorizarla a través de la modalidad háptica (con boca y manos) y luego reconocer esa información de forma visual.

La cultura del tacto

El sentido táctil se ve favorecido o inhibido por el entorno físico y la cultura. En nuestra sociedad una de las frases que más se oye en los primeros años de vida es la de “no toques”.Los niños ven así que el tocar algo ajeno está castigado, se convierte en algo misterioso cuando no peligroso.

En realidad el tacto es un modo básico y primitivo de comunicación. La comunicación y la confianza comienzan con un simple gesto: tocar.

La comunicación táctil

Sin embargo es necesario tener en cuenta que la capacidad de discriminación táctil de un dibujo es reducida. Esto supone que ; por ejemplo un dibujo en relieve si es demasiado detallista confunde y desorienta.No obstante el tacto es un sentido muy poderoso y gracias a él incluso los ciegos de nacimiento pueden estar al tanto del significado de la perspectiva.

Ahora bien, la lectura táctil por parte de personas ciegas necesita de tiempo y paciencia, además de un cierto entrenamiento. Sobre todo y así lo han venido acreditando diversos estudios científicos, es crucial contar con la ayuda de un soporte verbal adecuado.

Es en estas premisas en las que se basan los productos de Puntodis de la linea Voice, como Map´s Voice o Museum´s Voice. En ellos además de la información táctil se dispone de información en formato escrita y locutada (audio) en diversos idiomas. Con ello se produce una transferencia entre el oido y el tacto que proporciona una información y comunicación más completa y eficaz.

 

Por blogpuntodis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *