Arte para oir, ver y tocar

Se trata de un proyecto que combina láminas con braille y altorrelieve, maquetas y audiodescripción.

En el mundo de la cultura se hace imprescindible facilitar el entendimiento, hasta ahora vetado a personas ciegas y sordo ciegas o sin posibilidad de reconocer las obras de arte a las que no les está permitido acceder a tocar.

Como parte activa en esta aventura PUNTODIS ha aportado las láminas en altorrelieve y las audiodescripciones. Desde el viernes pasado el entorno del Guggenheim es más accesible. Las personas invidentes podrán ahora hacerse una idea de las sinuosas formas del edificio y del enclave donde está situado. Además de ello, en el interior del museo se dispone de varias maquetas de las esculturas que podemos encontrar en el exterior. Desde el ya famoso Puppy hasta la araña Mamá.

Por puntodis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *